sábado, 19 de enero de 2013

CON UN PAÑUELO DE TELA...

Lo vi desolado,triste,lloroso con un pañuelo de tela en la mano.Estaba frente a El  hablandole como si fuera su amigo.

Con un nudo  en la garganta, no le salian las palabras...apreto el pañuelo,y lo escuche decir "llego la hora Padre mio,no puedo mas, mi cuerpo ya esta cansado ,ya no soy el primero,los niños vienen dando fuerte y no puedo seguir su ritmo Padre mio.Las fuerzas en las levantas no son las mismas,mis manos ya curtidas, no pueden empujar  el palo,mi costal  y mi corazon me dice que hasta aqui llegaron

Han sido muchos años  siendo tus pies, dando movimiento a la fe de nuestros Hermanos,muchas chicotas que se quedan para mi y me las llevo para siempre.Muchos amigos que me dio este oficio.Ya  todo se acaba.

Ahora te rezare con mis palabras,el costal se queda guardado para nuevas generaciones, que vendran con la ilusion que yo tuve el primer dia y que hasta este momento tengo y que no perdere  jamas, y cuando vea un faldon abrirse mirare como aquel chiquillo de 10 años.

Y te doy las gracias Padre mio , por darme el previlegio  de ser costalero,un orgullo que siempre llevare haya donde vaya."

Se seco las lagrimas, le lanzo un beso y se  dio  media vuelta, saliendo andando como el sabia , con el compas abierto y el talon racheado...


DEDICADO A TODOS LOS QUE SE RETIRAN  Y  HAN VIVIDO AÑOS DE ENSUEÑO...


Escrito por::erTIRILLAS


1 comentario:

Rocío del Mar dijo...

Que bonito me ha traído muchos recuerdos,de aquel domingo de ramos en el que mi padre hizo su ultima chicota, cuando se quito el costal llorando delante de ella y la miro supongo que algo parecido le diría, y unos cuantos años despues se sigue emocionando cada domingo de ramos.

saludos jose y muy bonito