martes, 3 de mayo de 2011

COSTALERO MADE IN GRANADA :El reportaje.






Alguno de ellos, al año, puede sacar más de ocho o nueve pasos. Y no sólo en la capital granadina. No les importa hacer kilómetros para sacar pasos en Sevilla, Linares, Jerez o Guadix. Sus zapatillas, su faja y su costal enrollado debajo del brazo son el único equipaje que necesitan para recorrerse Andalucía y disfrutar bajo las trabajaderas.

Si en décadas atrás la falta de costaleros era el principal problema para las hermandades, hoy en día el movimiento costalero es, precisamente, uno de los grandes dinamizadores de la Semana Santa. No faltan los costaleros que sacan varios pasos durante la Semana Santa, y tampoco los que acuden a otras ciudades a meterse bajo las parihuelas.

“Mis motivaciones para sacar pasos en Sevilla es porque desde pequeño he seguido esa Semana Santa de la que estoy enamorado y desde el punto de vista costalero se puede aprender muchísimo. El oficio que tienen allí aún tardaremos en tenerlo aquí y participar en una Semana Santa como aquella, con tantos siglos de tradición, es un orgullo”, comenta Juan Vicente López, quien lleva ya varios años sacando el paso de misterio de la hermandad sevillana de La Carretería, en el que pudo igualar tras cuatro años intentando encontrar un hueco. Además de su participación en Sevilla, Juan Vicente saca en Granada los pasos de “La Borriquilla”, Cañilla, Tres Caídas y Resurrección. Cinco pasos en una semana. José Javier Jiménez (erTIRILLAS)hace aún más kilómetros en Semana Santa, tanto debajo de los pasos como en el coche para trasladarse de una ciudad a otra. En concreto es costalero del Penas de Triana, Obediencia de Guadix, Resucitado de Linares y Cañilla, Nazareno Expiración y Resurrección de Granada. Son siete pasos en su currículum, a los que añade pasos de otras ciudades como Jerez, donde también ha participado. Lleva 16 años debajo de las trabajaderas, y aún se emociona al recordar su debut en el paso de su hermandad del Huerto.

También en Sevilla sacan pasos muchos otros costaleros de Granada. De hecho, en estos últimos años, es muy habitual que costaleros de Granada, y de otras provincias, acudan a intentar igualar en pasos sevillanos. Algunos llevan ya hasta más de seis años acudiendo para intentar que les igualen. José Javier dice que le gusta sacar pasos fuera de Granada porque “aquí estamos faltos de Hermandades de Gloria durante el año y también para ver cosas nuevas del mundo de los de abajo, y sobre todo aprender”. Él es costalero “porque mi fe a Dios la encuentro bajo los pasos, donde hay un mundo desconocido para la persona de a pié, donde en unos pocos metros cuadrados podemos estar en la gloria”.

Todo el año
Lógicamente, cuando el sentimiento costalero se lleva tan adentro que no importa hacer cientos de kilómetros para participar en ensayos, tampoco importa la época del año en que estos sean. Es más, acabada la Semana Santa el costalero busca pasos de hermandades de gloria o salidas extraordinarias para seguir disfrutando bajo las trabajaderas. Por ejemplo, José Javier saca la procesión del Corpus en Granada, la Virgen del Carmen en Andujar y la Divina Pastora en Jaén, además de participar en algunas salidas extraordinarias en Granada y otras ciudades.

Todos estos costaleros que sacan pasos en varias ciudades tienen el periodo más complicado en Cuaresma, cuando deben desplazarse para ensayos a varias ciudades cada semana. “Es complicado, y sobre todo en lo económico, pero bueno hay mucha gente que paga un dineral para ver al Madrid bien lejos, y yo pago para pasearme y pasear a Dios por Andalucía, hay gusto como colores”, dice José Javier, quien asegura que los compañeros de palo de las otras ciudades a las que va “me dicen que estoy loco por el tema de los ensayos, pero reconocen el esfuerzo y te acogen como uno más”.

Y no les faltan anécdotas. José Javier recuerda como un año “en la Hermandad de la Carretería de Sevilla llevaba el pantalón de costalero que me había puesto en la Hermandad del Huerto de Granada días antes. La gente me paraba para pedirme estampas y yo metía la mano en el bolsillo y sacaba las estampas para dárselas. Al rato caí en la cuenta que no tenía estampas de aquel paso y estaba repartiendo las estampas que me sobraron el Lunes Santo...”.

F.Arguelles
Periodico Ideal

2 comentarios:

sobrelospies93 dijo...

Eres un artista, ojalá yo estuviera en tu lugar, un fuerte abrazo.

erTIRILLAS dijo...

Anda yaaa.Un saludo